Negocios
Relaciones
Crianza de los Hijos y Escuelas
Salud
Actividades para aumentar la felicidad
Página principal » adversidad, bienestar, Fortalezas de Carácter, propósito en la vida, psicología positiva, sentido de vida, Todo

Perspectiva: Ríndete cuando no puedas dar la talla

Por en 01/12/2014 – 10:14  Sin comentarios

Daniel Tomasulo, MAPP '12 es Doctor en Psicología, tiene un curso MFA en escritura, y es el primer psicólogo graduado y terapeuta de psicodrama en graduarse en el Master de Psicología Positiva Aplicada del la Universidad de Pennsylvania. Además de impartir clase en la Universidad de New Jersey City, es asesor de Martin Seligman en la UPenn en el programa MAPP. Para más información, visita su página web Dare2BeHappy.com. Biografía completa. Para ver otros artículos de este autor, da click aquí.



Traducido por Georgina Saldaña Ocáriz

Se me acabó el dinero para mi último año de Doctorado en Psicología y tuve que conseguir un empleo a tiempo completo. Conseguí trabajo dirigiendo una casa-hogar experimental con las personas de más bajo rendimiento que salieron de Willowbrook, la infame institución del Estado de Nueva York conocida por su negligencia y abuso de sus internos.
Fue abrumador. Vivía en la casa-hogar y trabajaba 18 horas al día. A la vez que trataba de prevenir que los internos se mataran entre sí, estaba estudiando y planeando mi tesis, quedaba agotado. El personal estaba renunciando a diestra y siniestra, las normas y reglamentos que venían con la dirección de la casa-hogar eran alucinantes, y la menos cálida bienvenida de la ciudad me dejó desaliñado, frustrado y nervioso. Decidí hablar con mi asesor de tesis y mentor, el Dr. Cohen.

Buscando perspectiva
El Dr. Cohen era el que más publicaba en la universidad y tenía la reputación de ser tanto amable como sabio. Su perspectiva sobre las cosas, frecuentemente daba orientación hacia el entendimiento. Él podía sacar claridad de la confusión.

SFloor to ceiling booksu gran e imponente oficina era el reino del intelecto. De piso a techo había libros y revistas. Siempre estaba ocupado acomodando cosas en sus repisas. Cuando llegué a verlo me invitó a tomar asiento y continuó acomodando libros conforme hablaba.
“Hola” dije.
Me señaló la silla que estaba frente a su escritorio en el centro de la habitación. Me senté.
“Estoy tan abrumado que no sabía qué hacer. Están sucediendo muchas cosas”, dije, yendo al grano.
“¿Cómo qué?”
“No sé qué estoy haciendo con esta gente profundamente perturbada. No estoy durmiendo, no puedo retener al personal, tengo a una mujer violenta que no habla con un CI de 36, un hombre de 7 pies de altura con gigantismo, un hombre con pica, sinestesia y encopresis, una mujer con síndrome de Prader-Willi y con un desorden explosivo intermitente, un hombre con Síndrome de Down que murmura y no puedo entenderle nada, y una mujer que está en estado catatónico.”
El profesor estaba perdido reacomodando sus libros y no respondió.
“¿Y el personal? Me toma una semana entrevistar y contratar a alguien sólo para tenerlo por dos días- y estoy distraído.”
Él seguía separando libros.
“Mujer violenta, gigante, pica, sinestesia, encopresis”, dijo pausadamente, “interesante, Prader-Willi, explosivo intermitente, catatónica, Síndrome de Down, interesante. No buen personal, y tú estás distraído, ¿cierto?”
“Si, esta es mi vida, y si no obtengo mi título no puedo obtener un trabajo universitario, o una licencia. No puedo hacer todo esto,” dije alzando mis manos. “Estoy fuera de control. No puedo cuidar de todos y de mí mismo. No puedo manejar el papeleo y la burocracia. ¡No puedo hacerlo todo!”
Se me acercó y se paró a un lado. Me puso su mano izquierda en el hombreo derecho y respiró hondo.
“Ríndete.”
“¿Qué?”
“Recomendé que te rindieras.”
Me palmeó en el hombre dos veces y luego regresó a sus libros.
“¿Rendirme?”
“Si, por supuesto. Nada está funcionando como tú lo planeaste, tu vida personal es caótica y estás abrumado con responsabilidades, y no tienes idea de lo que está pasando ¿cierto?”
“Es cierto.”
“Entonces ríndete.”
“¿Y qué hay de mi tesis?”
Hot dog standEl profesor sacudió su mano despectivamente. “Olvídalo. ¿Para qué la necesitas? Todo lo que va a hacer es prepararte para una carrera con personas perturbadas, más dolores de cabeza, decepciones y obstáculos. Yo digo que lo olvides,” dijo mientras continuaba pasando entre cajas por el suelo.
“¿Sólo así?”
“Sólo así.”
“¿Simplemente rendirme?”
“Simplemente ríndete”, dijo estudiando uno de los libros. “Simplemente ríndete y no hagas nada. Quizá consigue un carrito de hotdogs en la ciudad. Vende hotdogs en la calle. Es una buena manera de vivir, eres tu propio jefe y eres independiente. Te veo como un vendedor de hotdogs.”
“¿Cree que debo vender hotdogs?”
“Si, de los buenos.”
No supe qué decir.
“Por supuesto tendrás que obtener un permiso de la ciudad para tener un negocio, un negocio de carritos,” dijo casualmente, “y un seguro, para cuando alguien te demande porque los hotdogs no estén bien cocidos.”
“Asentí con la cabeza.”
“Y necesitarás mostrar un certificado de inspección aprobado por el Consejo de Salud. Son escrupulosos y difíciles, pero se puede tratar con ellos.”
No podía creer lo que estaba escuchando.
   The good ones“Y la gente te criticará y a tus buenos hotdogs. Y los malhechores robarán tu fina comida y tratarán de asaltarte en la noche cuando llegues a casa con efectivo.”
Asentí con la cabeza como si fuera una de esas muñecas con la cabeza balanceándose en la parte trasera de un coche.
“Estarás temeroso de caminar a casa, pero puedes contratar guardaespaldas. Y asegúrate de levantarte temprano para que nadie te quite tu buen lugar en la calle. ¿Peleas bien con los puños?”
Finalmente, entendí.
“Gracias”, dije.
Él continuó separando sus libros
“Si, te recomendé que te rindieras y te prepararas para una vida fácil.”

La perspectiva es una central de energía eléctrica
La perspectiva del Dr. Cohen me ayudó a volver a comprometerme con mis metas y a trabajar de manera más eficiente y eficaz. En el lapso de un año terminé mi tesis, conseguí un trabajo como maestro y finalmente obtuve mi licencia. Al mostrarme que ningún trabajo es fácil, él me ayudó a retomar al camino.
La perspectiva es una de las centrales de energía eléctrica dentro de la virtud de la sabiduría. Es más que sólo elevada inteligencia en la que se involucra mirar desde todos los lados antes de tomar una decisión. La investigación muestra que la perspectiva está entre las 10 principales fortalezas utilizadas en el trabajo, altamente valorada por los estudiantes de preparatoria, fundamental para el involucramiento rumbo a la felicidad, un buen predictor de la nota promedio de los estudiantes y una importante protección contra los efectos negativos del estrés y el trauma.
Ahora estoy en la posición de asesorar a estudiantes de posgrado. Tienen reuniones conmigo cuando están confundidos, abrumados o sin rumbo. Supongo que creen que tengo perspectiva. ¿Mi consejo?
“¿Has considerado alguna vez vender hotdogs de los buenos?”

Referencias

“Cut the mustard” – Wiktionary definition: To suffice; to be good or effective enough.

Money, K., Hillenbrand, C., & Camara, N. D. (2008). Putting positive psychology to work in organizations. Journal of General Management, 34 (2), 21-26. Abstract.

Park, N., & Peterson, C. (2006). Methodological issues in positive psychology and the assessment of character strengths. In A. D. Ong & M. van Dulmen, (Eds.), Oxford Handbook of Methods in Positive Psychology (Series in Positive Psychology) (pp. 292-305). New York: Oxford University.

Park, N., & Peterson, C. (2008). Positive psychology and character strengths: Application to strengths-based school counseling. Professional School Counseling, 12 (2), 85-92. Kindle edition.

Park, N., & Peterson, C. (2009). Character strengths: Research and practice. Journal of College and Character, 10 (4), np. Abstract.

Peterson, C., Ruch, W., Beerman, U., Park, N., & Seligman, M. E. P. (2007). Strengths of character, orientations to happiness, and life satisfaction. Journal of Positive Psychology, 2, 149-156. Abstract.

Peterson, C. & Seligman, M. (2004). Character strengths and virtues: A handbook and classification. Oxford: Oxford University Press.

Steen, T. A., Kachorek, L. V., & Peterson, C. (2003). Character strengths among youth. Journal of Youth & Adolescence, 32 (1), 5-16.

 

Imágenes
Books, floor to ceiling, courtesy of Kathryn Britton
Hot dog stand courtesy of Justin Swan
Two hot dogs with mustard courtesy of Clint McMahon

Deja un comentario!

Añade tu comentario abajo, o trackback desde tu propio sitio. También puede Suscribirse a estos comentarios a través de RSS.

Sé amable. Manténgalo limpio. Manténgase sobre el tema. No spam.

Usted puede utilizar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este es un weblog Gravatar-habilitado. Para obtener su propio mundo-reconoce-avatar, por favor regístrese en Gravatar.