Negocios
Relaciones
Crianza de los Hijos y Escuelas
Salud
Actividades para aumentar la felicidad
Página principal » Todo

¿Reservar lo mejor para el final?

Por en 30/10/2016 – 04:24  Sin comentarios

Robert Rosales, MAPP '15, se dedica a trabajar con las organizaciones para desarrollar las habilidades de liderazgo positivo que se requieren para hacer frente a las necesidades de nuestro tiempo en el lugar de trabajo. Es el fundador de LEAD ACADEMY, una consultora de negocios que asesora a los clientes sobre las prácticas laborales positivas basadas en la ciencia que apoyan el rendimiento y la gente. Asimismo, se beneficia más de veinte años de experiencia de gestión en las principales entidades financieras, con una amplia educación en la psicología positiva. Los artículos de Robert están aquí.



Traducido por Pilar García

¿Puede guardar lo mejor para el último impacto para su bienestar y el éxito en el trabajo?

¿Cómo se siente cuando guarda lo mejor para el final? Confieso que no siempre he sido bueno en eso y desde luego habría fallado en el famoso test de marshmallow. Con el tiempo he llagado a reconocer y valorar esta sabiduría convencional en la práctica. Por ejemplo, si eres un amante de la música, sabes que las operas tienden a terminar con un hermoso final. Además, recordamos mejor lo que leemos lo último o el final de las grandes películas que veíamos o dónde estábamos cuando pasó algo transcendental. En los deportes, los últimos minutos de un partido son a menudo los más emocionantes, y se llama tiempo de dinero o money time.

picture-1Yendo a lo grande

Los aficionados al deporte pueden estar familiarizados con Kobe Bryant, un jugador de baloncesto estadounidense que se retiró en abril, después de una carrera estelar de 20 años. En su último partido, anotó 60 puntos en uno de los finales más espectaculares de la historia del deporte. Son pocos los que se preocupan de cuál fue su temporada menos eficiente por cualquier estadística y quien fue el peor. Como resume un periodista, “nadie se acordará de los fallos, aunque sean muchos, todo el mundo recordará los logros”.

Mientras analizaba el legado de Kobe, me acordé de la obre de Daniel Kahneman, psicólogo ganador del Premio Nobel, por su estudio en el juicio humano y la toma de decisiones. En particular, me acordé de su investigación con Varey sobre las formas en que los individuos evalúan las experiencias pasadas y cómo las recuerdan más tarde. Kahneman postula que ni el recuerdo ni la utilidad esperada reflejan con exactitud la utilidad de la experiencia real vivida por una persona. En otras palabras, la evaluación recogida de una persona sobre experiencias pasadas puede diferir de la forma en que se sintieron durante la vivencia de dicha experiencia.

picture-2En un hallazgo bastante contrario a la intuición, Kahneman y sus colaboradores argumentan que las evaluaciones generales de los episodios del pasado (o utilidad recordada) siguen la regla de Pico-Final: la media de la utilidad experimentada en dos momentos momentos diferentes del episodio (el pico y el final) es un buen predictor de las posteriores evaluaciones mundiales. Esto es particularmente relevante en el caso de una vida humana, porque la gente rara vez se encuentra en su mejor momento física o mentalmente en la parte final de su existencia, y su pico es generalmente distante del extremo, como Rozin y Stellar el punto de salida. No es tan racional como era de esperar, pero es lo que hace la genete cuando evalúan las experiencias pasadas.

Pico-Final en el Trabajo

Una vez que esté consciente del sesgo Pico-Final en la forma en el que recordamos las experiencias y tomamos decisiones, se puede utilizar esta ventaja en el trabajo, en particular, para construir sus relaciones.

Piense en sus reuniones: ¿Son los Picos y los Finales memorables? Durante las relaciones con sus clientes, ¿eres cuidadoso a la hora de poner fin al intercambio con una nota alta?

Algunas organizaciones reconocen, mejor que otras, la importancia de terminar con un broche de oro. Esto vino a mi vida sólo unas pocas horas antes del último partido de Kobe. Estaba esperando a un amigo en la Grand Central Terminal de Nueva York una tarde de un día cálido de primavera, de repente oí un estruendo en la lejanía. Me preguntaba si tal vez había una reunión improvisada de política en la ciudad de candidatos a la presidencia. Yo estaba en el nivel inferior y fui rápidamente de forma gloriosa el vestíbulo principal donde los gritos y los cánticos sonaban más fuertes.

picture-3El alboroto venia de uno de los balcones, donde una compañía conocida de tecnología tiene una tienda. En el momento en el que llegué a la parte superior de las escaleras vi que unos treinta o cuarenta empleados estaban de pie en un gran semicírculo, aplaudiendo y animando mientras una multitud de personas miraban y hacían docenas de fotos. Realmente no tenía ni idea de lo que estaba pasando hasta que le pregunté a alguien. Entonces todo tenía sentido.

A mi derecha, vi a una empleada que abrazaba a sus compañeros uno tras otro. Resulta que era su último día en la tienda porque se mudaba a otro estado. Sus compañeros se reunieron alrededor de ella para felicitarla y decirle adiós de la forma más alegre y cariñosa. Estaba llorando lágrimas de alegría y gratitud. Como yo y varios más a mí alrededor.

En los deportes, en los negocios, o en nuestras relaciones por lo general, poco importa cómo empiezan. Los ganadores se nombran al final.

Referencias:

Kahneman, D., & Varey, C (1991). Notes on the psychology of utility. In J. Roemer and J. Elster (Eds.).Interpersonal Comparisons of Well-Being (Studies in Rationality and Social Change) (pp. 127-63). New York: Cambridge University Press.

Rozin, P., & Stellar, J. (2009). Posthumous events affect rated quality and happiness of lives. Judgment and Decision Making, 4(4), 273-279.

Schwartz, B. (2004). The Paradox of Choice: Why More Is Less. New York: Ecco

 

Créditos de fotografías: via Compfight with Creative Commons licences
Kobe Bryant in action courtesy of Boixoesnois
Grand Central Station courtes of Joshua Siniscal Photography
Saying goodbye courtesy of astrangelyisolatedplace

Deja un comentario!

Añade tu comentario abajo, o trackback desde tu propio sitio. También puede Suscribirse a estos comentarios a través de RSS.

Sé amable. Manténgalo limpio. Manténgase sobre el tema. No spam.

Usted puede utilizar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este es un weblog Gravatar-habilitado. Para obtener su propio mundo-reconoce-avatar, por favor regístrese en Gravatar.